JAMES GALWAY Ich war ein Berliner 4776077

En todos ... fluye con mansedumbre cristalina y evanescencia sensual el verbo poético de Galway, destacando como un rayo dorado por entre el entramado casi arquitectónico de instrumentos de la gran Filarmónica. Hechizante.

Escuchar a James Galway haciendo música de cámara es extremadamente placentero ... Pero escucharlo junto a la Filarmónica berlinesa ... es, además. enormemente excitante. Dominio absoluto del instrumento, coloración plagada de irisaciones, impecable y refinado fraseo.